Los meses de verano (de junio a setiembre) tienen condiciones climatológicas perfectas para la proliferación de insectos.

Recuerda que las plagas son un foco de transmisión de enfermedades y contaminación de alimentos. Combatirlos a tiempo evitar grandes consecuencias económicas y de salud en tu hogar o negocio.

Las principales plagas de insectos durante el verano son las siguientes:

Mosquitos. Por sus zumbidos y picaduras los mosquitos son insectos molestos que no dejan dormir. Es casi imposible no abrir las ventanas para evitar el calor de verano y esa oportunidad la aprovechan los mosquitos para entrar al cuarto y buscar su alimento: la sangre.

Cucarachas. Estos insectos se reproducen con mucha facilidad. En cuanto aparezca una cucaracha, es necesario poner manos a la obra para encontrar el origen. Se reproducen en lugares húmedos y con basura. Salen en la noche y son transmisores de salmonelosis y E. Coli.

Hormigas. ¿Sabías que existen más de 15 mil tipos de hormigas en todo el mundo? Aunque las hormigas no transmiten enfermedades, si son insectos molestos pues pueden ir entendiendo su camino por toda la casa o negocio.

Moscas. Las moscas son insectos que siempre proliferan en verano. Son muy molestas porque están cerca de los alimentos y los deterioran. Se vuelven un foco de enfermedades ya que van de la basura a la comida, transmitiendo miles de microbios que producen diarrea, meningitis, intoxicaciones y más.

En caso de tener éstas u otras plagas, comunícate con el equipo de Fumiga México y evita complicaciones en tus espacios.


Fuente: https://sergal.es