Como lo hemos visto con anterioridad, las plagas son transmisoras de enfermedades como la salmonelosis y el E.Coli, además de contaminar los alimentos por lo que es importante contar con la ayuda de un profesional si existe la ligera sospecha de que cualquier espacio ha sido invadido por una plaga.

Las plagas que encontramos de manera recurrente en el hogar son:

Ratones

Una plaga que se encuentra activa durante todo el año y que puede acceder a cualquier casa en busca de alimento. Pueden dañar cables eléctricos, paredes, contaminar alimentos y la estructura de tu hogar al hacer sus madrigueras.


Cucarachas

Las cucarachas pueden transmitir un gran número de enfermedades y encontrarse en cualquier espacio de tu casa por lo que es fundamental eliminarlas lo más pronto posible, ya que se reproducen rápidamente.


Hormigas

Esta plaga prefiere lugares húmedos, cálidos y soleados en espacios cercanos a deshechos o comida. Prefieren lo dulce por lo que pueden invadir masivamente alimentos que la contengan. Su presencia puede sugerir problemas estructurales o una inadecuada higiene.


Aves

Una plaga de aves puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza, ya que representan posibles daños a la salud como al deterioro de distintos materiales. Su excremento y los nidos crean alergias y enfermedades por lo que es muy importante controlarlas y reubicarlas de ser necesario.